•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN
Como Amparo Caballero Rodríguez, de 15 años, ha sido identificada la joven que la mañana del domingo último flotaba en el río Wiliquito, en Mulukukú, luego de que fue violada, asesinada de forma atroz, y desnuda fue cubierta con alambres de púas desde la cabeza hasta a los pies. Esta muchacha fue sujetada a una piedra de unas 40 libras y luego lanzada al río.

El jefe policial en Mulukukú, capitán Jaime Chavarría Velásquez, confirmó la identidad de la víctima, y asegura que el escalofriante dictamen médico legal indica que a la jovencita, antes de ser arrojada al río, le introdujeron uno o más alambres de púas por el cuello, boca, garganta, abdomen, cintura y sus partes íntimas. “Es espantoso cómo se encontró el cadáver, totalmente desbaratado… jamás había visto un caso igual. Es más, algunas personas que trataron de identificarla se desmayaron en el lugar, por el salvajismo con el que fue asesinada esta muchacha”, relató el jefe policial, evidentemente impactado por tan espantoso crimen.

La familia de la desafortunada muchacha asegura que Amparito, a como le llamaban, desapareció de la casa de sus padres desde la tarde del cinco de febrero, y nadie dio razón de su paradero.

Revelaron que jamás se le conoció novio ni pretendiente.

Las primeras investigaciones policiales indican que la quinceañera sufría en su propia casa, porque un cuñado, Modesto José López Solano, de 35 años, constantemente la acosada, y cuando ella no le correspondía el tipo reaccionaba amenazándola de muerte.

Modesto José López Solano, cónyuge de Elvira Caballero, hermana de la joven asesinada de forma atroz, tiene antecedentes criminales por asesinar a su primera esposa en Boaco, cuyo nombre no fue revelado, y de donde el señalado dice ser originario, revela el primer informe investigativo de la Policía de Mulukukú.

El capitán Jaime Chavarría aseguró a EL NUEVO DIARIO que el sospechoso Modesto José López Solano se encuentra detenido, pero niega relación alguna con el macabro crimen.

Sin embargo, todas las pruebas que ha encontrado la Policía apuntan al detenido, sostiene el jefe policial en Mulukukú.