Silvia González
  • JINOTEGA |
  • |
  • |
  • END

El cuerpo de una niña que aparentemente fue violada y estrangulada fue encontrado este fin de semana en Jinotega. Al momento del hallazgo, el cadáver ya tenía hormigas.

La víctima era una niña de 9 años que vivía en la comarca El Dorado, comunidad El Socavón, Pueblo Nuevo, municipio de Jinotega.

El padre fue quien encontró el cadáver y quedó estupefacto al ver a su pequeña tirada en un cafetal, a 100 metros de distancia de la casa donde vivía, según datos preliminares de la Policía de Jinotega.

La Policía sospecha que el presunto autor del crimen violó a la menor y para evitar que lo denunciara, la tomó del cuello y la asfixió, según informó la capitana Patricia Obregón, jefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez de la Policía de Jinotega.

El sospechoso de tan horrendo crimen es Marlon Miguel Rizo Pérez, de 20 años, quien es originario de la comarca Sonora, Peñas Blancas, municipio del Cua, de este departamento, quien tendrá que comparecer ante un juez de audiencia una vez que la Fiscalia lo acuse por violación y asesinato.

Querían linchar al sospechoso

La furia de los habitantes de El Dorado por el crimen era tal que muchos querían linchar al presunto autor, y hubo necesidad de que interviniera la Policía para mantener la calma.

Las autoridades consideran que hay suficientes indicios y testimonios en la comunidad en contra del hombre.

Según investigaciones, la menor había desaparecido desde las 7 de la mañana del sábado 18 de septiembre y fue hasta las 8 de la noche de ese mismo día que su papá, Noel Benavides Montenegro, la encontró tirada en unos cafetales.

Las pesquisas policiales revelaron que la niña fue vista la mañana del sábado jugando con otros niños, el presunto autor se le acercó y bajo engaños le pidió que le enseñara el camino hacía una supuesta casa, “porque se había perdido”, y desde ese momento la menor desapareció de la vista de sus amiguitos.