•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Supuestamente a causa de un disparo accidental, salido de un arma de su propiedad, cuando estaba limpiándola, falleció el doctor Edwin René Espinoza Corea, de 62 años, quien se desempeñó durante 18 años como juez Segundo de Distrito de Juicio de esta ciudad.

El deceso se dio las seis y media de la mañana de ayer jueves, según las autoridades. Cuando el judicial aseaba su revólver calibre 38, Taurus, se escuchó una detonación y el proyectil le penetró en el pecho, con orificio de salida en el pulmón izquierdo.

Hisopo y aceite
El equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega y peritos del Laboratorio Regional de Criminalística de la Policía de León, encontraron en la sala de la vivienda del jurista, ubicada en el barrio El Calvario, una pequeña lata de aceite y un hisopo para limpiar el arma de fuego de su propiedad.

El comisionado Javier Chávez, jefe departamental de Auxilio Judicial, confirmó a EL NUEVO DIARIO que se trata de una muerte accidental, debido a que el juez no tomó las medidas pertinentes y se asestó el balazo que le causó la muerte instantáneamente.

De acuerdo a los elementos recabados en la residencia del juez, René Valverde, portavoz de la Cruz Roja filial Chinandega, y Edwin Espinoza, hijo mayor del juez chinandegano, después de escuchar el disparo socorrieron sin resultado alguno al afectado, y lo trasladaron al dormitorio de su vivienda, el que compartía con su esposa, Sandra Saravia.

El comisionado Chávez, quien lamentó la tragedia, dijo que están a la espera de los resultados del Laboratorio de Criminalística de Occidente para determinar con exactitud como ocurrió el deceso.

Prestigioso y honrado
El veterano abogado Argelio Mairena dijo que fue amigo durante más de veinte años con Edwin René Espinoza Corea, quien se bachilleró en el Colegio San Luis Beltrán y se graduó como abogado en la Universidad Nacional Autónoma (UNAN-León).

Fungió como Registrador del Estado Civil de las Personas de la Alcaldía de Chinandega en 1990, luego se desempeñó como juez de Distrito Penal y Civil y fue secretario del juzgado Local del Crimen de esta ciudad. “Fue un excelente profesional y funcionario del Poder Judicial. Lamentamos su pérdida, es irreparable. Fue honesto y eficiente, atendió a la población con cariño y explicaba con mucha mesura a las personas las resoluciones que dictaba”, dijo el jurista.

Por su lado, el abogado Juan Sánchez expresó que Chinandega pierde a un excelente penalista que siempre compartió sus enseñanzas. De igual forma se pronunció el jurisconsulto Ramón Argeñal, quien afirmó que fue amigo de Espinoza Corea durante 24 años, y de su labor mencionó que comenzó desde abajo, forjando una brillante carrera profesional en el Poder Judicial.

Julio Garay dijo que su tío Edwin René fue como su padre debido a que siempre lo aconsejaba. “No tenía enemigos, al contrario, la gente lo quería, y estoy triste por su muerte”, expresó el joven.

La Asociación de Jueces de Chinandega (Ajumanic) emitió un pronunciamiento ante la muerte del juez Segundo de Distrito de Juicio, anunció duelo el 14 y 15 de febrero y reiniciarán sus labores el próximo lunes. Edwin René Espinoza Corea, un juez ejemplar, amante del béisbol, será sepultado la tarde de hoy en el cementerio de esta ciudad. EL NUEVO DIARIO envía condolencias a su familia y jueces de este departamento.