•  |
  •  |
  • END

Nuevamente la reconocida “Curva del Diablo”, en la carretera vieja a Tipitapa, se convierte en el escenario de un aparatoso accidente, en esta ocasión la victima viajaba a exceso de velocidad y posiblemente en estado de ebriedad.

Al presentarse en el lugar, los familiares de Ricardo Francisco Ibarra, de 33 años, impidieron que el cuerpo fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal, y su progenitora, María del Socorro Ibarra, afirmó a las autoridades que no quería interponer denuncia.

El lamentable hecho ocurrió a las nueve y media de la noche del sábado, a la altura del kilómetro 14 y medio de la carretera vieja a Tipitapa.

Según el investigador de Tránsito, Santos Conde, el fallecido ya había terminado de dar la vuelta a La Perla --como también se le conoce a la peligrosa curva--. “Ya iba en línea recta, pero debido al exceso de velocidad perdió el control del vehículo, se salió de la carretera por el lado izquierdo y del mismo lado impactó contra un árbol”.

Debido al fuerte impacto, se hundió el costado izquierdo del vehículo, y la puerta delantera quedó unida con la puerta trasera del mismo lado, como si el automotor sólo era de una puerta.

Ibarra pereció en el momento, la parte derecha de su cuerpo estaba ensangrentada, y manaba abundante sangre por la nariz, la boca y los oídos, relató Conde.

El carro donde viajaba el occiso era un Nissan Sunny, blanco, placas M139616, que no fue trasladado al depósito de la Policía, ya que sus familiares no querían nada con las autoridades.

Según datos recabados, el infortunado había salido de la casa de su hermano, en la comunidad Corrales Verdes, cerca de donde ocurrió el accidente, y se dirigía a la casa de su esposa en Managua, quien lo había llamado insistentemente para que llegara pronto.

El vehículo y las pertenencias fueron entregadas a la familia, pero las indagaciones de oficio de la Policía de Tránsito revelan que Ibarra circulaba en estado de ebriedad, ya que un testigo afirmó haberlo visto horas antes en un bar conocido como “El Charrito”, tomando licor.