•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

El galeno Mario Celestino Navarrete Dávila, de 50 años, oriundo del municipio de Quezalguaque, fue condenado a nueve años de prisión tras ser declarado culpable de los delitos de abuso sexual y lesiones graves en perjuicio de una médico de 42 años, que además era compañera de labores.

De acuerdo con el expediente judicial radicado en el Juzgado Segundo de Distrito Penal de Juicios en León, el acusado Navarrete Dávila laboraba como médico general en el Centro de Salud “Martín Ibarra Granera”, en Quezalguaque, donde también labora desde hace 14 años la víctima, como médico asistencial.

El acusado comenzó con insinuaciones de carácter amoroso hacia la afectada, y hace siete meses, la víctima estaba sola en su consultorio, cuando, de repente, el acusado incursionó  en su despacho, la agarró por detrás, la manoseo e intentó besarla.

Producto de la negativa a sus requiebros por parte de su colega, éste se tornó amenazante y tomó represalias contra ella.

“Me trasladó por largo tiempo al Centro de Salud de la comunidad Las Mercedes, me afectó mi salario, en vista de que no dejaba que realizara horas extras”, detalló la afectada ante la autoridad judicial.

Las constantes amenazas, el maltrato y las insinuaciones indecorosas que la víctima recibió por parte del hoy condenado, la afectaron en su salud, alterando su estabilidad psíquica.

La judicial Aleyda Susana García Carrillo sentenció al médico a siete años de prisión por el abuso sexual y a dos por las lesiones psicológicas.

El galeno deberá cumplir su condena en las cárceles del Sistema Penitenciario Nacional, en Chinandega.