•   Tomado del Diario Al Día  |
  •  |
  •  |
  • END

Un capataz no sólo le negó un plato de comida a un zapatero conocido suyo, sino que --por razones desconocidas-- reaccionó de manera violenta y le disparó dos veces. Logró impactarlo en una ocasión en el tórax, lo cual le ocasionó la muerte de manera inmediata.

La víctima respondía al nombre de Julio Taleno Meneses, de 63 años, mientras que el homicida se llama José Santos Bravo López, de 32 años. Ambos originarios de Nicaragua.

El incidente ocurrió a las 12:46 a.m. del 16 de agosto del año pasado en el barrio chino, de Pital de San Carlos.

El Tribunal de Juicio local impuso a Bravo López, anteayer, 15 años de prisión por este hecho, pero, además, lo sentenció a otros 16 años de cárcel por dos delitos de homicidio en grado de tentativa, en perjuicio de Liset Mendoza Meneses y de Xiomara Meneses Álvarez.

A las mujeres, hermanas de Taleno, les disparó cuando ellas intentaron auxiliar a la víctima mientras agonizaba, en plena vía pública.

“Pedir un plato de comida no constituye un agravio”, le increpó a Santos el juez Antonio Barrantes, quien presidió el Tribunal, mientras lo miraba a los ojos.

Además, fue condenado a cuatro meses por una agresión con arma blanca en perjuicio de Gonzalo Morera, hecho ocurrido en marzo de ese mismo año en Pital centro.

Santos, en teoría, debería pagar a las hermanas de Taleno ¢11 millones por daño moral.