•  |
  •  |
  • END

Un escopetazo de arma hechiza fulminó a Julio César Ochoa Molina, alias “Teletubie”. Al parecer, el crimen fue originado por una pasada de cuentas, ya que el hoy occiso tenía cuentas con muchos enemigos.

Ochoa habitaba en Lomas de Guadalupe, pero fue muerto en las cercanías del puesto del Benemérito Cuerpo de Bomberos del Mercado “Iván Montenegro”, por lo cual, los agentes del Distrito Seis investigan qué hacía el occiso tan lejos de su hogar.

Hay dos versiones sobre este hecho: una hermana del occiso refirió que fue asesinado por las pandillas de ese sector, al verse atrapado por un fuego cruzado entre dos bandos, mientras que las autoridades indican que el sujeto era un reconocido delincuente que tenía cuentas pendientes por robos con fuerza y robos con intimidación. Una fuente extraoficial indicó que, posiblemente, miembros de la pandilla contraria lo ultimaron.

El disparo que mató a “Teletubie” le impactó en el pecho, pero algunos charneles quedaron incrustados en otras partes de su cuerpo, entre ellos el abdomen.

El hecho se produjo en horas de la madrugada de ayer y durante el velorio, una patrulla del Distrito Seis tuvo que recurrir a la vivienda del hoy occiso, pues un grupo de chavalos de generales desconocidas llegó a apedrearla.

Las personas que se encontraban en ese momento se refugiaron en el interior de la casa, mientras esperaban que los sujetos dejaran de arrojar piedras, por esta situación los agentes patrullaban cada cierto tiempo la zona, para evitar una nueva alteración.