•  |
  •  |
  • END

Tras nueve largos días de agonía, falleció Manuel Salvador López Guzmán, de 28 años, quien el 20 de septiembre pasado fue alcanzado por un rayo junto a dos primos, cuando buscaban el cuerpo de un pariente que se lanzó al Volcán Santiago.

López pereció a la una y media de la mañana de ayer en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, porque tenía más del 25 por ciento de su cuerpo quemado, pero la causa de muerte fue un problema pulmonar.

A pesar de que esperaban el desenlace fatal, la esposa y familiares de López Guzmán se encontraban en shock por la noticia. Leonardo José López Bermúdez, papá del muchacho, indicó que están resignados, porque si se salvaba, hubiese quedado inmóvil o en silla de ruedas, “y eso era peor”.

López recordó que su hijo y José René Morales, quien tomó la decisión de tirarse al volcán, eran primos hermanos, por lo que la tragedia los tocó doblemente.

“Fue una tuerce, qué nos íbamos a imaginar, pero ya esto es un capítulo cerrado, ya no vamos a buscar el cuerpo de José, todo lo que nos pasó va a quedar como una triste historia que sólo va a recordar la familia”, añadió López.

Explicó que le queda la satisfacción de haber atendido a su hijo hasta el último momento de su vida, aunque desde que lo alcanzó la onda del rayo, no volvió a estar conciente. López Guzmán dejó dos niños en la orfandad.