Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un apuñalado y dos macheteados
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Tres campesinos originarios del municipio de Waslala ingresaron al Hospital “César Amador Molina”, con heridas en diferentes partes del cuerpo, uno al ser atacado por elementos desconocidos y los otros al entablar una batalla campal al mejor estilo romano, con la diferencia que en vez de espadas utilizaron sus afilados machetes. El primero en ingresar al centro asistencial fue el campesino Eusebio Pérez Martínez, de 45 años, quien recibió una puñalada en el costado derecho, que le propinaron elementos desconocidos al ser interceptado en una calle del poblado de Waslala. Los otros heridos son Lucas Zamora Duarte, de 55 años, y Heriberto Molina Martínez, originarios de la comunidad El Ocote, de la comarca Yaro Central, quienes en estado de ebriedad entablaron una fuerte discusión, la que terminó cuando ambos sacaron sus afiliados machetes y comenzaron una feroz lucha con intenciones de quitarse la vida. Los “espadachines” resultaron con heridas en ambas manos, por lo que ahora los dos se encuentran en el mismo hospital, recuperándose de las profundas heridas.

Atropella y escapa
Máximo Rugama / ESTELÍ
Varios servicios, entre éstos la asistencia a un poblador que fue atropellado, brindaron durante las últimas horas los socorristas de la Cruz Roja esteliana. Guillermo Aráuz Tórrez fue arrollado por un vehículo desconocido, cuyo conductor huyó del lugar luego de provocarle las lesiones, en el barrio “Juan Alberto Blandón”, sobre una de las avenidas del llamado Paseo Pancasán, al sur de esta ciudad. El muchacho, de 22 años, es originario del barrio “Alfredo Lazo”, cercano al lugar donde sucedió el accidente, y según los paramédicos que lo atendieron, resultó con politraumatismo generalizado. Vecinos del lugar pidieron auxilio para el lesionado, y los socorristas de la Cruz Roja de inmediato se presentaron y, después de brindarle los primeros auxilios, lo trasladaron al Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad. De igual forma, una señora de 65 años, originaria del barrio Panamá Soberano, fue trasladada al mismo hospital por los socorristas, después de sufrir una fractura en la región izquierda de la cadera, al parecer cuando se cayó en el baño de su casa.

Robo nocturno en cooperativa
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Delincuentes se llevaron 58 mil 184 córdobas de la Cooperativa Multisectorial La Esperanza, ubicada en la comarca El Coyolar número uno, en el municipio de La Dalia, según la denuncia interpuesta ante la Policía de la localidad. Santos Manzanares Centeno denunció que a su puesto de trabajo se presentó la ciudadana Mercedes Mairena Zelaya, a manifestarle que, aparentemente en horas de la noche, elementos desconocidos habían penetrado a la cooperativa, luego de forzar la cerradura de la puerta principal, y se habían llevado todo el dinero que estaba en la archivadora. Una patrulla de la Policía se presentó al lugar del robo, para realizar las investigaciones correspondientes, pero hasta el momento no hay ningún sospechoso detenido.

Por fin presa “La Marillona”
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Por fin la Policía logró “agarrar con las manos en la masa” a “La Marillona”, quien ahora tendrá que enfrentar la justicia por el cargo de tráfico y expendio de droga, según un reporte de la Policía del municipio de Muy Muy. María Esperanza Membreño, de 57 años, conocida como “La Marillona”, residente en el barrio 25 de Febrero, del poblado de Muy Muy, fue visitada por la Policía, que mediante un operativo relámpago le incautó 19 gramos de marihuana. “La Marillona” había sido denunciada, junto a su hijo, Carlos José Zapata, de ser la principal vendedora de marihuana en el barrio, por lo que la Policía, a través del allanamiento, logró encontrar en la letrina y en el patio de la casa doce bolsitas plásticas con la hierba, y en un cuarto encontró varias bolsitas con semillas, listas para sembrar. “La Marillona” pasó a la jurisdicción del Ministerio Público, pero su hijo aún no ha sido arrestado.

Hasta la cama se le llevaron
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Antisociales que operan en el poblado de Río Blanco dejaron a doña Cándida Rosa Soza Calderón, de 68 años, durmiendo en el suelo, debido a que se le llevaron la cama, según la denuncia que interpuso ante las autoridades policiales de ese municipio norteño. Doña Cándida habita en el barrio “Gregorio Montoya”, y aseguró que elementos desconocidos forzaron la puerta principal de su vivienda, mientras no había nadie dentro, y se llevaron todo lo que había en el inmueble. Los delincuentes se llevaron una cama matrimonial, un espejo grande con pata de león, un servicio higiénico, una cómoda, una plancha, una cocina de gas, una puerta y piezas de vehículos, todo valorado en 17 mil 400 córdobas.