•  |
  •  |
  • END

Alejandro Escobar Rosales, de 28 años, tiene una herida de machete en la cabeza que abarca desde el ojo izquierdo hasta la mitad del cráneo, lesión que le fue inferida supuestamente por Juan Centeno, quien según la víctima “le tiene tema desde hace tiempo”.

“Él siempre me seguía y donde me miraba, me decía que me iba a matar, por eso le puse quejas al papá, pero parece que no le gustó y me macheteó”, dijo Escobar Rosales desde su lecho de enfermo en el Hospital Lenín Fonseca.

En la mesa de tragos

Según Escobar Rosales, “la tema” que su victimario le tiene se originó el día que no le quiso abrir la puerta de su casa a Juan Centeno para que se protegiera de las dos personas que lo perseguían, quienes en realidad eran sus familiares.

Los hechos que lo mantienen en el hospital se dieron en la comarca Mata de Maíz en Nueva Guinea, el pasado 30 de septiembre, cuando Escobar Rosales regresaba de su faena de agricultor junto a otros amigos y decidieron “echarse unos traguitos”.

“Estábamos alegres tomando, cuando de repente se acerco él (Juan Centeno) y sin mediar palabras me dejó ir el machetazo, me le “capié” el primero, pero luego sentí que me había partido la cabeza”, manifestó el herido.

La tarde de ayer, Escobar Rosales entró a sala de operación para que los galenos del Lenín Fonseca exploraran qué otros órganos craneales tenía fracturados.

“De hecho no existe visión en el ojo izquierdo, parece que hay lesiones en la parte auditiva, pero en cirugía se valorará qué otros órganos del cráneo fueron fracturados”, informó el médico de turno, José Antonio Álvarez.

El supuesto agresor aún no ha sido capturado, la víctima presume que se fue rumbo a Costa Rica, donde tiene familiares.