Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

En la mira del Ministerio Público está la forense Lisette Mayorga Guadamuz, porque la institución acusadora sospecha que hubo falta de transparencia en la emisión del dictamen médico que permitió la excarcelación del galeno Iván Antonio Rodríguez Paguaga.

Rodríguez está acusado por la supuesta autoría del delito de violación en perjuicio de una adolescente interna de “Casa Alianza”, quien después de supuestamente ser mancillada, se suicidó.

La fiscal auxiliar, Silvia Sánchez, dijo a END que indagarán a través de las autoridades del Instituto de Medicina Legal, IML, si Mayorga es forense titular o suplente.

La Fiscalía también requerirá al IML una copia del dictamen médico que sirvió de fundamento para que la autoridad judicial le sustituyera a la mayor brevedad la prisión preventiva por el arresto domiciliar a Rodríguez.

“Existen reos que desde hace mucho tiempo están pidiendo ser llevados al forense, llegan al juicio y el forense nada de examinarlo”, subrayó Sánchez.

En el referido dictamen se establece que Rodríguez presenta signos vitales inestables, además de presión arterial irregular.

La forense también recomendó que Rodríguez sea atendido por cardiólogos y especialistas de medicina interna, pero la Fiscalía lo que quiere saber es si la médica sugirió la excarcelación, porque a la institución acusadora ni siquiera la llamaron a audiencia.

“Antes de ordenarse la libertad del imputado, debió haberse hecho una audiencia especial para que la Fiscalía asistiera en representación de la víctima, tomando en cuenta el principio de contradicción que rige el actual procedimiento penal”, destacó la fiscal auxiliar.