•  |
  •  |
  • END

Tomado de La Nación

Tras el decomiso de estupefacientes el pasado jueves, la Policía de Control de Drogas de Costa Rica, PCD, dejó al descubierto una organización que moviliza desde Panamá cargamentos de cocaína, heroína y anfetaminas, ocultos en el tanque de vehículos panameños de doble tracción.

Aunque descubiertos con una diferencia de una hora en el puesto de Peñas Blancas, frontera con Nicaragua, los agentes estiman que los dos vehículos -ambos Toyota Four Runner- detenidos ese día, pertenecen a una misma organización. Los dos carros ingresaron a Costa Rica horas antes por Paso Canoas, frontera sur.

En total ocultaban 15,4 kilos de cocaína, 3,3 kilos de heroína y 178 gramos de anfetaminas en polvo. Con este último podía fabricarse una importante cantidad de pastillas, de acuerdo con un agente.

“Es un hecho que los cargamentos los prepararon en ese país –Panamá-. El trabajo que le hicieron a los tanques era muy laborioso. Los dos carros entraron al país (por Paso Canoas) con una diferencia de dos horas, tenían el mismo destino –Nicaragua- y llevaban la droga de la misma manera. A nivel policial, creemos que los dos vehículos son de una misma organización”, agregó el policía antidrogas.

Las autoridades detuvieron a los cinco extranjeros que viajaban en los vehículos. Ellos son de apellidos Esprilla, Coward, Viales, Williams y Carrasco.

En el primero de los carros, los narcotraficantes colocaron un compartimento cilíndrico dentro del tanque del combustible. Allí ocultaron cinco paquetes con heroína y 848 gramos de heroína.

El psicotrópico del otro carro, que trasegaba cocaína y las anfetaminas, iba en tres latas de leche, protegido por plástico adhesivo y bolsas herméticas.

Ese mismo día, pero en territorio nicaragüense, dos ticos fueron sorprendidos con dos kilos de cocaína. La droga iba oculta en el techo del carro.