Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Decepcionado porque su mujer no lo llegó a ver, otra vez, a las instalaciones de la policía nacional del municipio de Esquipulas, un joven de 24 años se quitó la vida ahorcándose en las celdas donde se encontraba recluido, a la orden del ministerio público.

Aunque la policía no ha dado a conocer el nombre del detenido, se aseguró que este estaba preso por violencia intrafamiliar. Su pareja lo había denunciado por maltrato físico y estaba a la orden del ministerio público, y esperaba que lo pusieran en libertad.

La mañana de ayer, la compañera de vida del detenido le llegó a dejar comida, pero después de platicar con él, le dijo que regresaría. Sin embargo no lo hizo y, según testigos, el joven manifestó que su mujer lo había engañado simplemente porque ya no llegó a verlo a la Policía. Fue aconsejado para que cambiara de actitud, pero este más bien optó por marcharse de este mundo.

El reo quedó solo en su celda sin despertar ninguna malicia, pero cuando uno de los agentes realizó el rondín, lo encontró colgado de una verja de la celda y utilizó una camiseta para colgarse.

Una fuente policial confirmó que el occiso tenía en su historial varias detenciones por violencia intrafamiliar pero en esta ocasión decidió castigarse a sí mismo marchándose de este mundo. Éste esperaba al fiscal que atiende el municipio para que lo dejara en libertad, pero las lluvias no permitieron la llegada del representante del Ministerio Público, quien no pudo pasar el puente del Vopal.