•  |
  •  |
  • END

Un despiadado delincuente mató la noche del jueves, de tres impactos de bala, al taxista Franklin Antonio Carrión Matus, de 32 años, en una calle del barrio Hialeah.

El crimen se produjo cuando Carrión salió en defensa de su hijo 13 años, después que el asesino, identificado sólo como Norlan, le robó el aparato al menor.

Los tres impactos de bala Carrión los recibió en el brazo izquierdo, abdomen y tórax, relató su apesarada madre, Concepción Matus Méndez, mientras esperaba el féretro de su hijo.

Aunque el obrero del volante logró correr algunos metros en dirección a su casa, y fue llevado de emergencia al Hospital “Lenín Fonseca”, murió minutos después de su ingreso a ese centro asistencial.

Los testigos del crimen relataron que el niño, después de ser despojado del celular por el delincuente, acudió a su padre y le informó de lo sucedido, y éste salió en busca del ladrón, armado de un machete.

Cuando Carrión detectó al sujeto que despojó a su hijo, según los testigos, trató de abalanzarse sobre él, machete en mano. Ante la acción del indignado padre, el malhechor desenfundó la pistola calibre 25 que portaba y la detonó varias veces contra su víctima.

Los disparos hechos por el sujeto, conocido sólo como Norlan, hirieron en brazos y manos a una mujer de nombre Vanessa. Hasta el cierre de la presente edición, las autoridades de la Estación Tres de Policía no reportaban la captura del sospechoso del crimen.