•  |
  •  |
  • END

Sin cenar y con las vísceras expuestas quedó Daniel José Rugama Solórzano, de 16 años, en una de las calles de Ciudad Sandino, la noche del 3 de octubre, cuando un sujeto lo interceptó y lo despojó de los veinte córdobas con los que iba a comprar el pan y el café para la cena.

“Dame lo que traigás o aquí te quedás muerto”, fue la sentencia que supuestamente le hizo el sujeto desconocido a la víctima, quien se mantiene en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, debido a la puñalada que le perforó el intestino delgado.

“Ese día habíamos recogido 92 córdobas de la venta de chatarra, yo había pasado por la venta comprando la libra de arroz, la cuarta de aceite y los frijolitos, pero como me sobraron veinte córdobas, lo mandé a la venta al pobre, porque todavía me alcanzaba el pan y el café, y se fue solo para que lo cortaran.”, dijo Carmen Solórzano, madre del herido.

Sin denuncia

Hasta el momento no existe denuncia en el Distrito Uno de la Policía de Ciudad Sandino por parte de la víctima, porque Carmen Solórzano no cuenta con el dinero para movilizarse, ni desea dejar al enfermo solo, porque su marido, un jubilado ex trabajador de Enacal, y sus demás hijos, se dedican a recoger chatarra.

A Rugama Solórzano se le han practicado dos cirugías, una para reconstruirle el intestino delgado y otra para colocarle un dreno, según informó el médico cirujano Luis Porras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus