•  |
  •  |
  • END

Abusador quema genitales de niño
Un niño de nueve años fue abusado por su abuelastro, de 48 años, Óscar Danilo Dávila Espinoza, quien en el último episodio de violencia acaecido el tres de septiembre, le quemó el pene y los testículos al menor con un periódico ardiente. La salvaje agresión del abuelastro le causó quemaduras de primero y de segundo grados al niño, dejándole cicatriz permanente en el pene, confirmó el médico forense, Patricio Solís. Los hechos tuvieron como escenario una cuartería del barrio “Meneses”, también conocido como Venezuela. Dávila también obligaba al niño a pedir dinero en la calle y luego se lo quitaba para consumir droga, según refiere la acusación presentada por la fiscal auxiliar Silvia Sánchez. Cuando el pequeño no llevaba la cantidad de dinero que aparentemente le exigía el acusado, lo golpeaba con un tubo de metal. La violencia doméstica contra el menor cesó hasta que el niño logró refugiarse en la casa de unos vecinos que denunciaron el caso en la Policía. Por los hechos antes narrados, la Fiscalía le imputa a Dávila la presunta autoría de los delitos de violencia doméstica, exposición de personas al peligro, abandono de personas y utilización de niño para la mendicidad, figura jurídica que la Fiscalía imputa por primera vez desde que entró en vigencia el nuevo Código Penal. Durante la audiencia inicial del proceso, el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Alvir, le reconfirmó la prisión preventiva al acusado y lo remitió a juicio.

Violador en serie se declara culpable
Sabiendo que no tenía escapatoria, porque todas las pruebas estaban en su contra, el ex policía Junior Steven Rodríguez Vado se declaró culpable del delito de violación agravada en perjuicio de uno de los 14 niños que mancilló en el barrio Nueva Vida, en Ciudad Sandino. La admisión de hecho la hizo Rodríguez este miércoles ante la juez Décimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Ana Justina Molina. Luego la fiscal auxiliar Eyra Jirón pidió la pena de 14 años de prisión para el acusado, mientras el defensor, Egberto Ramos, solicitó la mínima, que son 12. Vado tiene pendiente otra causa en el Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio, donde la Fiscalía acumuló dos acusaciones más en su contra por violación agravada en perjuicio de ocho menores de edad.

MP pide seis años para machetera
De dos a seis años podría pasar en la cárcel Ana Méndez Villalobos, quien se inculpó por el delito de lesiones graves en perjuicio de Blanca Nubia Alaniz Guillén. La mujer originaria de Ciudad Sandino aceptó a viva voz ante el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh, haber macheteado en el rostro a Blanca Alaniz, con quien supuestamente se disputaba el amor de un hombre. La fiscal auxiliar Zeila Buitrago solicitó seis años de prisión para Méndez, y el abogado defensor, Carlos Palacios, pidió la pena mínima de dos años. Durante la vista pública, Alaniz --quien a consecuencia del machetazo sufrió daños en un ojo-- perdonó a la otra acusada, Darling Méndez, razón por la cual fue absuelta de manera definitiva.

Policías y fiscal no fueron objetivos
No todas las personas que son acusadas en casos de droga en el Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio, a cargo de la jueza Adela Cardoza, son declaradas culpables, como comentan los abogados en los pasillos judiciales, “y para muestra un botón”, como reza la expresión popular: ayer la judicial declaró no culpable del delito de tenencia de estupefacientes a Miriam de los Ángeles Rocha Vallecillo. La judicial mandó un informe a la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional y a la Inspectora del Ministerio Público, por considerar que los policías involucrados en la investigación contra Rocha y la fiscal que hizo la acusación, no actuaron con objetividad. En el acta del allanamiento hecha por la Policía, se decía que Rocha era sospechosa de la autoría del delito de tráfico de estupefacientes, pero en la acusación el Ministerio Público la señala por posesión.