•  |
  •  |
  • END

Con la pelvis fracturada y la uretra desprendida resultó Rolando Bermúdez, el pasajero que el siete de septiembre quedó prensado entre un bus de la ruta urbana 119 y el puente peatonal ubicado frente al Casinos Pharaohs, en Carretera a Masaya.

El accidentado no sabe, porque no preguntó, si podrá llevar una vida reproductiva normal más adelante, porque los daños que sufrió en su cuerpo fueron graves.

“Me siento abandonado en esta cama, sin trabajar y con los gastos de mis seis operaciones en la mano y en la pelvis, donde tengo una cadena de metal puesta. Ni el conductor de la ruta ni el presidente de la cooperativa han venido a darme noticias”, manifestó en tono molesto la víctima.

La inconformidad del perjudicado se acrecentó al conocer que el conductor de la ruta 119, placa M 1467, que lo accidentó, José Antonio Castillo, fue puesto en libertad por las autoridades del Distrito Cinco de la Policía Nacional, dos días después del accidente.

Llega ayuda
“Los mismos vecinos me vienen a decir que ahí anda el hombre (José Antonio Castillo) alegre por las calles, borracho, y yo aquí, postrado en esta cama”, manifestó Bermúdez.

El jefe de Tránsito del Distrito policial, subcomisionado Iván Estrada, confirmó la excarcelación de Castillo, pero señaló que fue apegada a derecho.

“Fue puesto en libertad por vencimiento de término, además en los peritajes realizados en el bus se determinó que realmente (el accidente) fue una falla mecánica, se le fueron los frenos, el expediente se encuentra ahora en manos de la Fiscalía”, manifestó el oficial.

EL NUEVO DIARIO se comunicó con Donald Bismarck Toledo, asesor legal de la Cooperativa 21 de Enero, a la cual pertenece la ruta 119, y señaló que ellos correrán con los gastos médicos del accidentado, decisión que los miembros de la cooperativa tomaron de común acuerdo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus