•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

En un escaño, Christopher Jonh Somarriba, de 19 años, originario de una comarca del municipio de El Viejo, está atado de pies y manos debido a su comportamiento violento, generado, según familiares, por una fuerza cuyo origen desconocen.

El muchacho suda copiosamente, “voltea” los ojos y grita. Su primo, Roberto José Picado Mendoza, se declaró preocupado.

“Tiene más de 15 días de estar así, de pronto se puso violento. Él trabajaba normal en el campo, no tiene vicios. Nunca ha sufrido enfermedades, por eso nos extraña ese comportamiento”, expresó Francisca María Mendoza López.

¿Poseído o enfermo?

María Auxiliadora Castro, pastora de la Iglesia Evangélica de Dios, de El Realejo, dijo que Manuel de Jesús Somarriba Mendoza, de 21 años, hermano de Christopher, y la madre de ambos, también están “poseídos”, pero en menor intensidad.

Relató que cuando el muchacho bajó de la camioneta que lo trasladó al referido templo, convulsionó, por lo que junto a varios integrantes de esa denominación permanecen en oración.

“Nuestras oraciones han sido escuchadas por nuestro Señor, el muchacho está cambiando, y no descansaremos hasta que sea liberado totalmente del mal. Sólo le damos de tomar refrescos, no le damos comida, porque sería fortalecer la posesión”, aseguró la pastora.

Recordó que hace tres años una joven originaria de El Realejo estaba en peores condiciones que Christopher Somarriba y fue liberada por el poder de Dios, y actualmente se congrega en la iglesia evangélica sirviendo al Señor.

Psicólogo: “es psicosis”

El psicólogo Ramiro Pomares aseguró que el comportamiento fogoso del supuesto poseso se debe a alucinaciones provocadas por insomnio o algún trastorno cerebral.

“La falta de alimentación y la desconfianza en sí mismo contribuye a crear esa psicosis. Ese tipo de personas comienzan a ver al Diablo, duendes y otros espíritus. Escuchan voces y se ponen violentos al extremo que pueden lastimarse y morir”, expresó el conocedor.

Manifestó que es necesario conocer la historia clínica del muchacho y que su familia debe llevarlo lo más pronto posible donde un psiquiatra, para que reciba el tratamiento requerido, sea hospitalizado y permanezca bajo vigilancia clínica.

“Es mi recomendación, pero si desean manejarlo espiritualmente, es su decisión. Él puede recuperarse por un tiempo, y recaer, por eso es útil el tratamiento con un psiquiatra”, insistió.