Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Al caer la tarde de ayer, una estudiante de diez años que andaba vendiendo bonos para recoger fondos para el colegio donde estudiaba, falleció de manera trágica al ser atropellada por la conductora de un vehículo.

La víctima fue identificada por el jefe de información y Análisis del Distrito Tres de Policía, Roberto Calero, como Kate de los Ángeles Reyes Osorno.

La conductora que se vio envuelta en la desgracia fue identificada como Ana Judith Pomares, quien después de atropellar a la pequeña, se fue a estrellar contra un árbol que estaba en el boulevard y su auto quedó casi desbaratado, por lo que resultó lesionada.

La escena era triste. Por un lado estaba el cuerpo de la niña cubierto con una manta, y por el otro estaba el auto y los abuelitos llorando, en tanto los padres de la pequeña aún no llegaban al lugar de los hechos.

El accidente ocurrió exactamente del monumento a Sandino, en la Pista Suburbana, 200 metros hacia el este.

Las personas que viven cerca de donde ocurrió el suceso comentaron que el tránsito estaba “pesado”, por lo que pidieron a las autoridades comunales que coloquen reductores de velocidad en esa pista.

Aunque la Policía no ha informado cuántos muertos por accidentes ha habido en Managua hasta hoy, extraoficialmente, se conoce que superan los 400.

Las autoridades aún no han determinado por qué ocurrió este nuevo accidente, sin embargo recomendaron a los conductores respetar los limites de velocidad establecidos por la ley, y a los padres de familia acompañar a sus hijos al momento de cruzar las vías o enseñarles a hacerlo.