•  |
  •  |
  • END

Veintidós años de prisión solicitó la Fiscalía para Tricia Ann Swaby, quien el 3 de noviembre del año 2009 mató de 42 estocadas a su hija, Rochel Cristhian Bay, de seis años.

La fiscal auxiliar Delia Mongalo pidió a la jueza Tercero Distrito Penal de Juicio, Rosario Peralta, castigar con 20 de años de prisión a Swaby por lo que hace al parricidio, y a dos años más por amenazas de muerte con arma blanca en perjuicio de su hermana, Jeimi Stefanie Taylor.

La defensa de Swaby alegó que ella padece de trastornos mentales y que eso la empujó a cometer el parricidio que conmovió a la población, sin embargo, la fiscal Mongalo señaló que la demencia de la condenada está asociada al consumo de estupefacientes, lo que fue determinado por los forenses del Instituto de Medicina Legal.

Cinco minutos para enviarla a la cárcel

Para determinar la culpabilidad de la mujer, los miembros del tribunal de jurado sólo se tomaron cinco minutos, aproximadamente.

En la audiencia de debate de pena, la defensa de Swaby solicitó que la parricida siga internada en el Hospital Psiquiátrico Nacional, donde ha permanecido desde la noche en la que mató a su hija.

Durante el juicio, Swaby permaneció en silencio con la mirada fija hacia el estrado, donde estaba la jueza que conoció la causa.

Una enfermera del hospital psiquiátrico asistió al juicio para velar por la salud de Swaby.

El crimen ocurrió en Praderas del Doral.