Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Kevin Antonio Jarquín Reyes, de 14 años, pereció ahogado la tarde del jueves en las contaminadas aguas del crecido Lago Xolotlán.

La tragedia se produjo a esos de las tres de la tarde, cuando el adolescente llegó en compañía de otros jóvenes a la antigua hacienda “El Cantón”, que colinda con las costas del lago y el barrio Waspam Norte.

Los buzos de la Dirección General de Bomberos que se hicieron presentes al lugar de los hechos, suspendieron la búsqueda del cadáver al caer la tarde, y anunciaron que continuarán hoy con la esperanza de que el cuerpo flote.

Antonia Salmerón dijo que su nieto era un muchacho desaplicado, por lo que su mamá lo sacó del colegio, porque nunca iba.

La mamá de Kevin Jarquín Reyes, una oficial de la Policía de servicio en la Brigada de Patrullas de Managua, reaccionó furibunda contra los periodistas, cuando trataron de abordarla.

“Les voy a quebrar esa cámara m…” amenazó la mujer policía, cuando los reporteros gráficos trataban de obtener una imagen de ella.

Los amigos de la víctima también guardaron silencio, cuando se les preguntó cómo ocurrió la desgracia.