•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Una camioneta Toyota, Prado, con matrícula de Honduras PBZ 13 98, fue incautada porque la placa, la circulación y resto de documentos que amparaban su supuesta legalidad eran falsos, y hasta la llave era artesanal.

El automotor era conducido por Ricardo Artica, de 36 años, quien al momento de la requisa policial andaba con Ernesto Andrés Velásquez Carrasco.

Velásquez huyó al ver a los gendarmes, pero las autoridades informaron que en 2006 este sujeto formó parte de una banda de estafadores que timaron a varios bancos.

La circulación de la camioneta estaba a nombre del supuesto hondureño Lucas Emmanuel, pero dicha persona no existe.

La captura de Artica ocurrió en un punto ciego de la frontera entre Honduras y Nicaragua, cerca del municipio de Jalapa, Nueva Segovia.

Tenía cuatro impactos de bala en la puerta

La puerta delantera izquierda de la camioneta, es decir la del chofer, presentaba al menos cuatro orificios de bala, uno de los cuales estaba cubierto con sellador.

La Policía determinó que la camionetona fue robada en San Salvador, capital de la República de El Salvador.

Conforme los tratados específicos existentes entres los países de América Central, la Policía nicaragüense procederá a entregar el automotor a sus verdaderos dueños.

El subcomisionado Mariano García, jefe de la Dirección Regional de Investigaciones Económicas de la Policía, señaló que investigan si Artica y su compinche pertenecen o no a una banda de delincuentes que opera en toda la región centroamericana.

García anunció que desarrollarán inspecciones en los distintos talleres de reparación, enderezado y pintura que hay en los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia, para prevenir y enfrentar el tráfico de automotores robados.

Operativo en talleres

Destacó García que recientemente en un taller de reparación de vehículos propiedad de Rafael Rizo Flores, la Policía ocupó una camioneta Toyota blanca que tenía la placa M 082 183, pero en el registro vehicular esa matrícula corresponde a una camioneta Mazda año 1987, propiedad de la Dirección de Producción Industrial.

La verdadera placa de la camioneta Toyota blanca es la M 066 21, la cual se encuentra circulada por robo desde el 29 de diciembre de 2008, en el distrito seis de Managua.

La camioneta robada había sido comprada de buena fe por un estiliano que no se fijó que la circulación y la escritura de compra venta que le mostraron, eran falsas al igual que el nombre de quien se la vendió.

La víctima dice que vio la camioneta en un garaje de Managua con el rótulo de venta, llamó al teléfono que estaba ahí anotado, los vendedores llegaron a Estelí y se la vendieron por 10,000 dólares.