•  |
  •  |
  • END

Axel Boza Madrigal es un reo “afortunado”, porque sigue con una “prisión preventiva” que cumple en un hospital, es protegido de la Fiscalía y además ahora tiene a su favor a un forense que contradijo al otro que dictaminó que conducía en estado de ebriedad al momento que chocó contra una camioneta, cuyos ocupantes perecieron quemados.

Al sobrino de la diputada Jamileth Bonilla también le favoreció la equivocación del abogado Manuel Urbina Lara, quien promovió una excepción en vez de un incidente de competencia.

El juez Quinto Local Penal de Managua, Walter William Vargas, al rechazar la excepción de competencia promovida por Urbina, explicó que este recurso sólo puede ser utilizado por los defensores, acusados o querellados.

El incidente de competencia si puede ser utilizado por la parte acusadora, pero debe estar acreditada en el juicio como acusador particular o adherido, pero Urbina sólo es el representante de las víctimas.

Con la excepción, Urbina pretendía que el caso fuese tipificado como homicidio imprudente agravado y no como un simple homicidio imprudente.

Los dos dictámenes

En la audiencia especial que hubo ayer, el abogado defensor, Carlos Garay, sacó a relucir el dictamen médico número 14, 596 elaborado por el médico forense Miltón Sirias, quien asegura que la prueba de toxicología que le hicieron a Boza dio negativo para alcohol, cocaína y marihuana.

Sirias es hijo del ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Dámisis Sirias, quien también fue compañero de bancada, en el Parlamento, de Jamileth Bonilla, tía del acusado.

El peritaje de Miltón Sirias contradice el que hizo el forense Eddy López Reyes, quien emitió el dictamen médico legal número 14,898/2010 y convalidó la epicrisis que emitió el doctor Mejía, del Hospital Bautista, quien asegura que Boza ingresó en estado etílico agudo.

Por la gran contradicción que existe entre los dos dictámenes, el juez ordenó a la Dirección del Instituto de Medicina Legal, que le remitan los originales de los dos partes médicos elaborados por los forenses López y Sirias.

La fiscal auxiliar, María de los Ángeles Mendoza, cuya actuación ha sido cuestionada por la familia doliente, expresó su desa-cuerdo con la decisión del judicial, alegando que el juez quiere entrar a valorar la prueba antes de que se la presente hoy en la audiencia inicial del proceso.