•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público de Rivas decidió acusar ayer sólo a dos de las seis personas que venían de Costa Rica en un microbús cargado con 87 kilos de cocaína con 133.2 gramos.

Los acusados por trasporte internacional de drogas fueron Santiago Antonio Castellón Portillo, de 30 años, y José Antonio Wuavi Hernández, de 23, conductor y ayudante, respectivamente, del microbús placa M 140-399 que pertenece la empresa de operadores turísticos “Tours Nicarao”, de Managua.

Los socios de la empresa, según el comisionado y segundo jefe de la Policía de Rivas, Carlos Martínez, no se han presentado a dar su versión a la delegación.

Junto a los dos acusados, la Policía también había detenido a las bailarinas de Gustavo Leytón: Luz Marina Vargas Quintero, de 22 años, y Jessica del Carmen Tellar Hernández, de 25, pero ambas recobraron su libertad ayer junto a los también bailarines, Jacqueline Rocha, de 21, y Edgar Mayorga Bonilla, de 19.

Sólo acusaron a dos por el momento

La fiscal departamental Isolda Ibarra señaló que aunque viajaban en el microbús, no había elementos que los involucrara en el trasporte de la droga.

Como se recordará, el “quiebre” ocurrió a las nueve de la mañana del 20 de octubre, en el empalme de La Virgen que está en el kilómetro 121 de la Panamericana Sur. Según las investigaciones, Wuavi Hernández se encargó de contratar a las bailarinas para presentarlas en un show que se celebraría el 18 y 19 de este mes en San José Costa Rica.

Sin embargo, en Costa Rica no hubo ninguna presentación y el 20 de octubre todos los ocupantes regresaron al país en el microbús con el techo repleto con 72 tacos de cocaína.

De ser declarados culpables, los acusados podrían tener una condena de 10 a 15 años de cárcel, y no se descarta que en la acusación se incluya al propietario del microbús.