•  |
  •  |
  • END

Conectado a un respirador artificial está Marvin Antonio Centeno, de 29 años, producto de una golpiza que le propinaron sujetos desconocidos, la noche del jueves en la comarca Valle de Las Mangas, San Isidro, Matagalpa.

Centeno presenta trauma craneal severo con hematoma intracerebral y fue intervenido quirúrgicamente, pero su estado es reservado, porque presenta muerte cerebral, según el médico residente de neurología del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, HALF, Reynaldo Corea.

Gloria Centeno niega que su hijo haya recibido la golpiza por intentar llevarse un saco de arroz de la cooperativa “Valle de Las Mangas”.

“Eso de que quería robarse el saco de arroz, es mentira, y si así hubiera sido, mejor me lo hubieran cobrado y no me hubiesen dejado al chavalo muerto en vida, porque dice el doctor que está grave y no me garantizan nada”, aseguró.

Lo hallan con hormigas

La progenitora dijo que cuando llegó a socorrer a su vástago, las hormigas se lo estaban comiendo, porque sangraba por la boca y la nariz.

“Para mí, le dieron con un garrote en la cabeza, porque no presenta golpes ni raspones en el cuerpo. Esa gente es mala y la Policía ni se apareció, porque pidieron para la gasolina y yo no tenía”, aseguró.

Los galenos del “Lenín Fonseca” presumen que el joven fue lanzado de un segundo piso, por el hematoma craneal que tiene a un lado de la cabeza, además presenta trauma cerrado de tórax, posiblemente provocado al momento de caer.

La madre de la víctima asegura que su hijo no tiene antecedentes penales, que es un hombre trabajador, que se dedica a acarrear o a cortar arroz en la zona, pero de vez en cuando le gusta echarse sus “piquinyuquis”.