•  |
  •  |
  • END

Una lucha contra molinos de viento libra la familia de Reyna Isabel López Gutiérrez, quien fue arrollada por un microbús interlocal que cubre la ruta Managua-León, porque la Policía de Tránsito confirmó la resolución de las autoridades policiales de La Paz Centro, las que determinaron que la culpable de su tragedia fue la víctima.

“El suscrito jefe resuelve que José Manuel Álvarez Alvarado – chofer del microbús- no cometió ninguna infracción, por lo cual declaro responsable del accidente a Reyna Isabel López”, dice la resolución emitida por la jefa de la Policía de Tránsito en León, comisionada Mayra Pizarro Martínez, quien ratificó lo dictado por sus homólogos de La Paz Centro.

A pesar de la resolución, la familia de López, quien pasó 14 días en estado de coma en el Hospital “Lenín Fonseca”, está dispuesta a seguir dando la batalla legal.

Andaba buscando empleo

El accidente tuvo como escenario el kilómetro 57 de la Carretera Managua-León, donde Reyna López descendió de un autobús e intentó cruzar la vía de este a oeste, siendo embestida por el microbús, Toyota, blanco, placas LE-106, que circulaba de este a oeste.

El día del accidente la víctima se dirigía adonde una pariente que le había asegurado un empleo.

Guadalupe López dijo que no descansará hasta que se haga justicia con su hermana, porque aseguran tener las pruebas necesarias para demostrar la culpabilidad de Álvarez.

López también hizo público su reclamo porque las autoridades del Ministerio Público entregaron la unidad de transporte colectivo a su dueño cuando el accidente no tenía ni 48 horas.

EL NUEVO DIARIO buscó la versión de las autoridades del Ministerio Público en La Paz Centro, pero se informó que no estaban.

El médico forense Danilo Jiménez, quien examinó a López en el Hospital “Lenín Fonseca”, estableció que las lesiones que sufrió menoscabaron su salud y su integridad física.