Róger Olivas
  •   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos adultos y un menor de once años fueron capturados cuando portaban armas “hechizas” para presuntamente cometer atracos cerca de la antigua Estación del Ferrocarril del Pacifico, en el barrio El Rosario de esta ciudad.

El comisionado Lee Edwin López, segundo jefe departamental de la Policía de Chinandega, confirmó la captura de Pedro Pablo Salgado Díaz, de 41 años; de Darwin Francisco Ramírez Salgado, de 18, y de un menor, hijo del primero.

El oficial precisó que los dos adultos portaban igual cantidad de armas conocidas como “trabucos”, fabricadas artesanalmente con tubos galvanizados, capaces de aniquilar a corta distancia.

Rescatemos los valores familiares

El jefe policial afirmó que, además, requisaron tres cartuchos de escopeta calibre 12 y una bayoneta de fusil AK que portaba el menor de edad.

“Estamos preocupados por la inducción que hacía el padre para que su hijo participara en un delito. Instamos a la sociedad a promover valores morales y espirituales en la formación de sus hijos”, dijo el comisionado mayor López.

Los adultos ya están a la orden de los tribunales por la violación a la Ley 510 del uso de armas, explosivos y municiones. En el caso del menor, la Policía lo entregó al Ministerio de la Familia, Mifamilia.

Alegan inocencia

Pedro Pablo Salgado Díaz confesó que llevaban las armas artesanales porque iban a buscar trabajo, y “se defenderían” al pasar por un lugar peligroso que queda camino a la vivienda de su primo conocido como Juan.

“No pretendíamos robar, sólo defendernos con esas armas de cacería”, aseguró el detenido.

Mientras tanto, Darwin Francisco Ramírez Salgado expresó que se dirigía con su primo de once años y su tío Pedro Pablo a dormir adonde un pariente para trabajar en un sitio conocido como El Limonal, y llevaban los “trabucos” para defenderse, porque pasarían por el cementerio municipal, donde operan delincuentes.