•  |
  •  |
  • END

Prisión preventiva decretó la jueza Vicky del Carmen López Urbina contra tres de los cuatro presuntos coautores del homicidio de Justo Pastor Sobalvarro Ruiz, de 78 años, crimen que ocurrió el mes pasado.

Sobalvarro era padre del ex miembro de la Resistencia Nicaragüense, Óscar Sobalvarro, comandante “Rubén”, y de la ex concejal liberal en la Alcaldía de Managua, Marcia Sobalvarro.

La audiencia inicial para Marlon David Ramírez Acevedo, de 32 años, alias “La Chancha”, Francisco Antonio Araúz Meza, de 20 años, “Pirulino”, y Luis Alberto Reyes Castro, de 33, “El Chaparro”, quedó programada para el once de noviembre.

Quien supuestamente asfixió al adulto mayor fue “Pirulino”, pero eso no evitó que la judicial girase orden de captura contra el prófugo Carlos Manuel Silva Huete, de 20 años, alias “Casiloco”.

Gertrudis Aguilar, abogada defensora de Luis Alberto Reyes, denunció que su defendido fue golpeado por agentes de la Policía del Distrito Ocho, por lo que la jueza ordenó al Instituto de Medicina Legal que lo valoren para corroborar o descartar la denuncia. Después la abogada comentó que su representado padece gastritis.

Los hechos

El cuerpo de Justo Pastor Sobalvarro fue encontrado en su casa ubicada en el kilómetro 32 de la carretera al Timal, atado de las manos y con el rostro cubierto con una camisa con la que lo asfixiaron.

En conferencia de prensa, la Policía corroboró ayer que el móvil del crimen fue el robo. Uno de los implicados gozaba de la confianza del fallecido.

De la casa de Sobalvarro, los presuntos autores del robo agravado seguido de homicidio se llevaron el televisor, el equipo de sonido, un DVD, la cocina y un teléfono, entre otros objetos.

Cuando los tres imputados eran trasladados hacia la delegación policial de Tipitapa, varios familiares de la víctima, entre ellos Wendel Sobalvarro, agredieron a los procesados.