•  |
  •  |
  • END

El nicaragüense Francisco Javier Espinoza Leiva, de 43 años, se convirtió en una nueva víctima de la inseguridad en Guatemala.

La información extraoficial que conoce la familia doliente es que Espinoza fue asesinado a tiros por sicarios desde un vehículo en marcha en la ciudad de Cobán, cabecera departamental de Alta Verapaz, en Guatemala.

Doña Nubia Guadamuz Ortiz declaró que su marido trabajaba desde hacía 12 años como comerciante, manejaba una camioneta y siempre se hospedaba en el Hotel La Pirata, en la Zona 11 de Guatemala.

Regresaría en diciembre

“A él lo mataron el sábado y dijeron que estaba congelado, pero tememos que no aguante el viaje hasta aquí, yo espero que nos ayuden a repatriar el cuerpo, para que mi hija lo vea por última vez”, manifestó entre lágrimas doña Nubia.

Comentó que su marido trabajaba diez meses, luego en diciembre, regresaba con el producto de su trabajo y realizaba mejoras en la casa.

“Yo hablé con él la última vez el viernes, y me dijo que ya faltaba poco para regresar, hablamos de algunos proyectos que íbamos a ejecutar y un día después me lo mataron”, manifestó entre sollozos doña Nubia.

A Francisco Javier Espinoza le sobreviven tres hijos, dos que viajaron para tratar de repatriar el cuerpo, y una niña de 13 años. Habitaba en la Zona 3 del municipio de Ciudad Sandino.