•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Más de 150 medidores le han sido robados en las últimas semanas a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, Enacal, en los barrios de la zona periférica de la ciudad, provocando daños cuantiosos y derrames de agua.

Enacal informó que cada medidor instalado cuesta entre 20 y 25 dólares, porque tienen una vida útil de 30 ó 35 años. El último en ser capturado porque llevaba cargando cinco medidores robados en un saco, fue Jorge David Ponce Rodríguez.

Gracias al abogado que tenía Ponce, el juez local penal de Estelí, Noel Velásquez, le dio la oportunidad de enfrentar el proceso en libertad, bajo una serie de medidas cautelares personales, pero como dice el refrán “gallina que come huevo, ni que le quemen el pico”, el sujeto volvió a delinquir cinco días después de salir de la cárcel. Ponce fue capturado robando medidores de agua otra vez. El juez Velásquez inmediatamente le decretó la prisión preventiva. El representante legal de Enacal, Marlon Castillo, le recomendó al imputado admitir los hechos, porque tiene todas las de perder en el juicio.

Hasta hora todos los medidores robados han sido los que fueron instalados hace dos años como parte del Proyecto Integrado de Estelí y Ocotal que impulsaron la Unión Europea, el gobierno central y las alcaldías.