María Mercedes Urroz
  •  |
  •  |
  • END

Tres perros, Bruno, Chester y Scott, que cuidaban una casa, fueron envenenados por siete elementos que llegaron hasta la vivienda de Alejandro José Raskosky Ramírez, ubicada en Carretera Sur, la madrugada del jueves.

El inspector Roberto Calero, jefe de Información y Análisis de la Tercera Delegación de Policía, declaró que el caso sigue en investigación.

El hecho se registró a las 2:45 de la madrugada del jueves, cuando Raskosky dormía con su esposa, Marta Pasos, y de repente su hijo de 14 años los llamó a la puerta, momento en el que se enteraron que varios sujetos estaban apuntándoles con pistolas.

Los hombres andaban con el rostro cubierto, pero llevaron al matrimonio y a sus cuatro hijos a un cuarto donde los ataron de pies y manos para proceder a llevarse todo lo que hallaron a su paso.

Se llevaron 2 mil dólares, un mil 200 córdobas, prendas de oro y plata, una escopeta, una pistola, un rifle y los celulares que estaban en el cuarto. Según la denuncia, no se llevaron el automóvil porque no sabían conducir.

Se presume que los siete hombres que llegaron a asaltar a la familia Raskosky tenían conocimiento de dónde estaba cada cosa, porque aunque los afectados negaron tener dinero y armas, ellos sabían exactamente dónde estaba todo.