•  |
  •  |
  • END

Dos impactos de bala en el abdomen segaron la vida de Luis Nelson Alegría, de 16 años, quien dormía en su cama, cuando “Los Panzones” dispararon contra la casa que habitaba la víctima con su familia en el barrio La Habana.

Karen Yaoska Alegría estaba junto a su hermano menor --Luis Alegría-- viendo televisión, pero a eso de la una de la madrugada del domingo se fueron a acostar, por lo que cerraron las puertas, pero quince minutos después comenzó la balacera, relató la joven.

“Ellos --Los Panzones-- nos vinieron a gritar, salgan m…, y luego hicieron tres disparos, que cruzaron cinco paredes, y parece que mi hermano se levantó en ese momento y le pegaron dos tiros, nosotros no nos habíamos dado cuenta”, señaló Alegría.

Después de la balacera Rommel Alegría se levantó a ver si su mamá estaba bien, y observaron que el adolescente conocido cariñosamente como “Pancho” estaba bajo la cama, y pensaron que se había refugiado ahí.

Llegó muerto al hospital

“Nosotros pensamos que del miedo estaba ahí, pero de repente lo escuchamos llorar y le dije a mi hermano: ‘Andá ve qué le pasa a Pancho’, y cuando le dimos vuelta, le vimos que estaba pura sangre entonces se lo llevaron rápido al Hospital ‘Roberto Calderón’, pero en el camino murió”, agregó Karen Alegría.

Los dos proyectiles de armas artesanales impactaron en la parte derecha del abdomen del joven, y los perdigones también lesionaron axilas y brazos de la inocente víctima.

La hermana del hoy occiso agregó que “Los Panzones” mantienen una guerra sin tregua en contra de las pandillas del “Jorge Dimitrov”, y que al que miran sospechoso lo siguen hasta golpearlo o matarlo.

En la misma balacera salieron heridos de bala Edwin Mendieta, Edwin Vanegas Montiel, Jackson Reyes y Rommel Chávez.

Agentes del Distrito Cinco investigan el hecho, ocurrido en el barrio La Habana, situado en las cercanías de la rotonda Cristo Rey.