•  |
  •  |
  • END

En extrañas circunstancias resultó golpeado y apuñalado el sacerdote Víctor Carrión, párroco de la iglesia San Rafael, en el barrio del mismo nombre, en la periferia sur Tipitapa.

El hecho sangriento cuyo móvil fue el robo de la camioneta del religioso --recuperada por la Policía horas más tarde-- ocurrió a eso de las ocho de la noche del sábado, confirmaron las autoridades.

Una fuente policial que demandó el anonimato señaló que el sacerdote, al momento de ser agredido, se encontraba en la casa cural con un grupo de jóvenes, quienes presuntamente son los responsables de la golpiza.

“Cuando requisamos la casa encontramos preservativos, cigarrillos y bastante licor, además, el padre fue trasladado al ‘Lenín Fonseca’ con aliento alcohólico”, refirió el informante.

Los mismos sujetos, luego de lesionar al sacerdote, se llevaron la camioneta Mitsubishi, azul. El presbítero fue dado de alta horas más tarde en el hospital capitalino donde fue curado.

El sacerdote que ayer ofició la misa en la parroquia de San Rafael pidió a los feligreses orar por la salud del padre Carrión, que se encontraba “enfermo”, razón por la cual no había asistido a cumplir con sus obligaciones.