•   Jinotega  |
  •  |
  •  |
  • END

Las montañas jinoteganas se tiñeron de sangre el fin de semana con el crimen de Santos Mauricio Rivera Jiménez, de 18 años, quien recibió una mortal cuchillada en el tórax, que le atravesó el corazón.

Este hecho ocurrió en la comarca de Kantayawás, Número Tres, jurisdicción de Ayapal, en la propiedad de Carmelo Díaz.

Las circunstancias en que ocurrió el crimen y el móvil del mismo son un misterio para las autoridades policiales.

Tomás Manzanares Hernández, de 45 años, es buscado por la Policía como principal sospechoso de haber cometido este homicidio.

José Ángel Herrera Gutiérrez, padre de la víctima dijo a las autoridades policiales que se enteró de la muerte de su vástago porque otro de sus hijos le avisó.

Aparentemente, el crimen tuvo como antesala una discusión entre víctima y victimario, cuando este último estaba ebrio.