•  |
  •  |
  • END

Noventa años de prisión pidió el Ministerio Público para el sujeto de iniciales F.I.G.R, quien entre julio y agosto de 2008 violó seis veces a su hijastro de 10 años.

La petición fue hecha al juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de la capital, Jaime Alfonso Solís, quien declaró culpable del delito de violación agravada al pervertido.

El fiscal auxiliar, Arnulfo López, explicó que por tratarse la violación de un delito de propia mano, debe imponerse al imputado 15 años de prisión por cada vez que mancilló al niño.

Acto seguido, el representante del Ministerio Público explicó que la pena deberá ser adecuada a lo establecido en la Constitución, donde la pena máxima no excede de 30 años.

Durante el juicio, la defensa del aberrado alegó que el forense al examinar a la victima no encontró señales de violación, pero el galeno explicó que las mismas desparecieron por el tiempo que ha transcurrido.

El psicólogo forense al brindar su declaración ante el juez Solís, dijo que el testimonio del niño es creíble y concuerda con los hechos denunciados.