•  |
  •  |
  • END

Una bala se incrustó en el abdomen de Leonel Marcial Soto Jarquín, de 65 años, y tres días después, la víctima del asalto en el mini súper “La Despensa”, en Valle Dorado, falleció.

El médico forense José Bautista Lara determinó que la causa de muerte fue una hemorragia masiva intraabdominal por laceración.

Según la denuncia interpuesta por Harold Ampié Soto ante las autoridades del Distrito Dos de Policía, dos sujetos ingresaron al negocio familiar, de donde no se robaron nada, porque al ver el herido, huyeron en bicicleta.

“Entraron dos sujetos, uno de ellos tenía una cicatriz en el rostro, desde la oreja hasta la mejilla, y fue el que le decía al otro: “dale, cuetéalo, cuetéalo”, luego hirieron a mi papá y salieron huyendo en una bicicleta, y un tercer sujeto los esperaba a unos 20 metros de la casa”, dijo Ampié.

El mini súper está ubicado de donde fue el Restaurante Aragón, una cuadra abajo y tres al norte.

“Cara cortada” niega delito

“Ellos vinieron como clientes a preguntar por las reposterías y de pronto sacaron la pistola y sin asco le dispararon”, comentó Marcia Palacios, esposa del fallecido.

En el operativo de búsqueda y captura implementado por las autoridades policiales, encontraron a un sujeto con una cicatriz. Fue identificado como Germán Antonio Estrada Palacios, quien niega los señalamientos.

“Yo soy inocente, cualquiera puede tener una cicatriz en la cara, solo por eso no me pueden acusar”, dijo el detenido.

Sin embargo, Estrada será remitido a los tribunales de justicia por el homicidio contra Soto Jarquín, mientras la Policía busca a los otros involucrados en el hecho, pero sólo saben que el tercer sospechoso, el que conducía la bicicleta, es un menor de edad.