•  |
  •  |
  • END

A penas que oscilan entre los 5 y 25 años de prisión fueron sentenciados los 11 integrantes de una banda multinacional que hace varios meses introdujeron al país 250 mil tabletas de anfetaminas escondidas en frascos de vitaminas.

Los guatemaltecos José Miguel Cruz y Maritza Lemus fueron sentenciados a 25 años de prisión por tráfico internacional de estupefacientes y crimen organizado.

El salvadoreño Juan Carlos Escobar, la guatemalteca María de los Ángeles Blandino, la venezolana Alejandra del Carmen Neffy Gratedool, y la nicaragüense María Antonieta Busto, fueron castigados con 20 años de cárcel por tráfico interno de estupefacientes y crimen organizado.

El nica Carlos Efrén Rodríguez fue sentenciado a 17 años de prisión por crimen organizado y tráfico de estupefacientes.

A seis y cinco años de prisión fueron conminados la guatemalteca María Magdalena Najarro y los nicaragüenses, Cristhian Torres González y Evelia Cruz López.