•  |
  •  |
  • END

Gerald Ernesto Téllez Olivares, de 31 años, entró con dos mujeres al cuarto número 13 del autohotel “La Passione”, y salió muerto en una ambulancia del Instituto de Medicina Legal.

Aún se desconocen las causas de su muerte, pero extraoficialmente se conoció que el cuerpo de la víctima estaba emanando sangre por la nariz.

“Ahora no es el momento de dar declaraciones, estamos investigando y no queremos especular hasta saber de qué se trata”, dijo el comisionado Martín Solórzano, segundo jefe del Distrito Seis de Policía.

Después que se descubrió el deceso, al autohotel “La Passione”, ubicado de la Mabel, dos cuadras al lago, llegó un hombre a bordo de un taxi Hyundai blanco, placas M 11559, escoltado por la Policía.

Se presume que en dicho taxi se fueron del motel las dos mujeres que llegaron con Téllez, quien aparentemente era “cliente fijo” de ese sitio de encuentros.

Tenía antecedentes

Extraoficialmente se conoció que las dos mujeres que se dedican a vender sexo ingresaron con Téllez Olivares a bordo de una lujosa Toyota Prado, a eso de la una de la madrugada de ayer y salieron en taxi a las tres de la mañana para comprar una pastilla, pero se desconoce qué tipo de fármaco y con qué finalidad.

Según fuentes policiales extraoficiales, Téllez Olivares, quien habitaba en la Colonia Pedro Joaquín Chamorro, supuestamente tenía antecedentes por robo con fuerza, robo con violencia y con intimidación, así como estafa.

En 2005 fue capturado por las autoridades del Distrito Cinco de Policía como parte de una banda que se dedicaba a “Chapear” vehículos en centros comerciales capitalinos.

En ese año, en el taxi que se movilizaba la supuesta banda, la Policía encontró punzones, llaves para destruir llavines y cortar candados, entre otros objetos.