Lésber Quintero
  •   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Una niña de once años que en 2007 aparentemente fue violada por su padrastro, lleva dentro de su vientre el fruto de una relación “formal” con su violador, un taxista rivense que inexplicablemente no fue denunciado por la madre de la pequeña.

La menor a la que identificaremos como “Luisa”, presuntamente fue violada la noche del 22 de noviembre de 2007, cuando apenas tenía ocho años.

Según la acusación que el Ministerio Publicó presentó en contra del supuesto violador al que identificaremos como Juan, éste se aprovechó de su oficio de taxista y de su relación con la mamá de la niña, para llevársela a las costas de San Jorge “para que lo acompañara en un recorrido”.

Al llegar al balneario, según dice la Fiscalía, el hombre violó a la pequeña y le advirtió que no le dijera nada a su madre.

La mamá no le creyó

No obstante, la niña le contó al siguiente día a su mamá lo que su padrastro le había hecho, pero la mujer le dijo “estás loca” y no le hizo caso.

Los aparentes abusos en contra de la niña continuaron bajo el mismo techo de la casa donde madre e hija convivían, y fue así que la pequeña aprendió a querer a su verdugo.

“La boda” que no fue

El caso quedó al descubierto a raíz del embarazo de la menor, quien a sus once años llamó la atención de quienes la veían y la noticia llegó a oídos de los agentes policiales.

Al indagar cómo la menor había resultado embarazada, descubrieron todo, arrestaron en octubre a Juan y lo acusaron por violación agravada, mientras la madre de la niña goza de libertad.

La acusación en contra del taxista fue admitida por el Juez de Audiencias de Rivas, Diógenes Dávila, quien programó el juicio para el taxista para el dos de diciembre.

Cabe señalar que antes de que el taxista fuese detenido, buscó a un abogado para que lo casara con la niña, pero cuando el notario pidió la cédula de la “novia” se percató que era una pequeña de once años y que era imposible realizar el matrimonio.

En ese momento la niña alegó que estaba embarazada y juró amar al hombre que la embarazó.