•   SAN JORGE  |
  •  |
  •  |
  • END

Un bebé fue rescatado con vida del fondo de una letrina, que prestó su desventurada “madre” para supuestamente orinar, sin embargo, lo que en realidad hizo fue dar a luz y dejar al neonato abandonado junto a la placenta.

El insólito caso ocurrió en San Jorge en casa del señor Juan Bautista Caldera Lacayo, de 60 años, quien se convirtió en héroe al rescatar al bebé del fondo de la letrina, a eso de las nueve de la mañana, cuando salió al patio de su casa para orinar.

Entonces escuchó el llanto de un recién nacido dentro de la letrina. “Busqué de inmediato una lámpara y me dispuse a sacar al bebé. Gracias a Dios, la criatura cayó sobre pañales desechables que mi hija deposita en esta letrina, cuya profundidad es de casi una vara. Esto ayudó a que el niño aun fuera encontrado con vida y facilitó el rescate, ya que sólo metí mis manos”, señaló.

De acuerdo con Caldera Lacayo, a eso de las de las 8:30 de la mañana, una mujer desconocida pasó apuradamente prestando la letrina para orinar y sin que nadie la viera con cuidado entró rápidamente por el patio directo a la letrina y de igual manera salió antes de las nueve de la mañana. Luego se fue de la casa sin mayor cuidado, la cual esta a escasos 50 metros de la Policía de San Jorge.

Hasta ese momento, Caldera Lacayo y su hija, Karla Caldera Martínez, pensaban que únicamente habían hecho un favor, pero el susto llegó cuando quedó al descubierto lo que realmente llegó a hacer la desconocida. Igualmente, los habitantes del lugar se mostraron sorprendidos, al estar ante un hecho nunca antes visto. “A mí se me partió el alma cuando saque al niño recién nacido todo lleno de excremento”, dijo Caldera Lacayo.

Una vez que el infante fue rescatado, la hija de Caldera Lacayo, que recién acaba de dar a luz, se encargó de bañarlo y cortarle el ombligo, y a la vez se cruzaron a darle aviso a la Policía. Estos se encargaron de trasladar al bebé al centro de salud de “San Jorge” y posteriormente fue remitido al Hospital de Rivas.

En dicho centro asistencial el bello niño fue ingresado al área de neonato, con un peso de 2,600 gramos y según los galenos el bebé está en condiciones estables y sin ninguna dificultad respiratoria. Cabe señalar que el caso está siendo investigado por la Comisaría de la Mujer de Rivas, donde hasta el momento no tienen pistas sobre la mujer.