•  |
  •  |
  • END

Feligreses de cinco parroquias de Tipitapa, donde el líder religioso es el padre Francisco Carrión Carrillo, rechazaron una versión brindada por las autoridades policiales a END, donde, sin argumentos válidos, la Policía hizo aseveraciones infundadas que manchan la imagen del religioso, cuando todo en realidad fue un asalto y desmienten que el párroco tuviera aliento alcohólico.

Flor de María González comenzó señalando que el hecho se produjo en horas de la madrugada y no a las ocho de la noche, como dijo la Policía. Cabe aclarar que a las ocho de a noche se efectuó una vigilia en la parroquia de San Rafael, que culminó a las diez.

Según González, al finalizar la actividad, todos los feligreses se fueron y el padre quedó solo en la iglesia. La cerró, pero a eso de las tres de la mañana llegó un grupo de sujetos que lo asaltaron.

“Los ladrones después de golpearlo y propinarle un machetazo en la cabeza al padre, lo amarraron y lo metieron en su camioneta. En un descuido de los delincuentes, el religioso logró desatarse y se tiró de la camioneta”, afirmó González.

Según la feligresía, el padre fue encontrado a unas tres cuadras de la iglesia, donde pidió ayuda de un grupo de jóvenes que estaban en una esquina. Ello lo llevaron a una vivienda y sus moradores lo trasladaron rápidamente al hospital de atención primaria “Yolanda Mayorga”, de Tipitapa.

“Mi esposo y yo después del hecho fuimos a la iglesia porque quedó abierta. Ahí estaba la Policía Nacional que no había entrado y esperaron para ingresar con nosotros. Se dio un gran alboroto, la gente revolvió las cosas y en el piso había un charco de sangre, pero no estaban las cosas que dijeron –las autoridades- como preservativos y cigarros”, agregó González, aduciendo a la versión que la policía dio a los medios de comunicación.

También aseguró que la enfermera Xóchilt Chavarría Urroz puede dar fe de que el padre no tenía aliento alcohólico.

El grupo de feligreses que apoya al padre señaló que ésta es la persona que más tiempo ha durado en la parroquia. Además, nunca estuvo envuelto en una situación como esta. Alegan que el padre siempre ha apoyado a la comunidad, por lo cual le tienen especial cariño y respeto.