María Mercedes Urroz
  •  |
  •  |
  • END

La muerte del norteamericano Ryan Perry Crowder aún no ha sido esclarecida por la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, pero ya tienen pistas del homicidio perpetrado la madrugada de lunes, frente a las oficinas de una empresa distribuidora de vehículos en carretera a Masaya.

El crimen se registró a las 3:30 de la madrugada, en la vía pública y aún no se precisa qué le robaron a la víctima, porque cuando la Policía revisó el cuerpo, le encontraron la portación de su arma, documento que sirvió para identificarlo, pero se desconoce si en realidad los criminales se la llevaron.

Las investigaciones revelan que Ryan Perry se encontraba en compañía de una mujer desconocida en Carretera a Masaya, y fue atacado por cinco o seis personas, entre hombres y mujeres que aparentemente lo que querían era robarle.

Los homicidas le propinaron tres estocadas, dos en la espalda, a la altura del omoplato, y otra en la tetilla izquierda, la que según paramédicos de Cruz Roja Nicaragüense, fue la que le provocó el deceso.

Los atacantes se dieron a la fuga tras el crimen.