•  |
  •  |
  • END

La comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), reveló ayer que dos de los diez supuestos miembros de una banda de homosexuales, prostitutas, travestís y taxistas, que aparentemente se dedican a drogar a sus víctimas para robarles o matarlos en el peor de los casos, ya están tras las rejas.

Las detenidas son Yahaira Yahoska Berroterán, Paola Vanesa Ascencio Mendoza, en tanto que Yahaira Ninet Toledo Picado, fue identificada como la supuesta jefa de la agrupación delincuencial, pero aún no está presa.

El resto de los miembros de la banda están identificados, pero aún no han sido capturados, apuntó Zavala, quien señaló que han recibido tres denuncias contra la agrupación, y dos de los casos las víctimas fallecieron, incluido Gerald Ernesto Téllez Olivares, de 31 años, quien pereció producto de una sobredosis de fármacos que aparentemente le dieron dos meretrices con quienes llegó a un motel capitalino.

“Consideramos que pueden haber más casos, pero a veces las personas no denuncian para evitar problemas con su familia o en el trabajo, por eso queremos alertar a todos los ciudadanos que transitan por este lugar (Carretera a Masaya) y que se hacen acompañar por estas personas o que buscan compañía”, exhortó Zavala.

La Policía señaló que enviarán un informe al Ministerio de Salud, para que tomen las medidas correspondientes en contra de las farmacias que están vendiendo ilegalmente sedantes de uso restringido.

Apartaron caso del Embajador

La DAJ no relacionó a la banda con el caso del embajador de Guatemala en nuestro país, Edgar Ruano Najarro, a quien encontraron inconsciente en su camioneta en la Carretera a Masaya.

Para evitar más casos como éstos, la jefa policial informó que desde este recién pasado fin de semana iniciaron un plan contra la trata de personas en cinco centros nocturnos ubicados en el Distrito Cinco de la capital.