Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Un giro inesperado tomó el juicio en el que un camionero y un gay son acusados por supuestamente provocar la muerte de cinco jóvenes en un accidente de tránsito ocurrido frente al parque de “Las Piedrecitas”, en Managua.

El proceso cambió de rumbo cuando la abogada Ana Carolina Cajina y su cliente, el camionero Augusto José Martínez Ramírez, no se presentaron a la conclusión del proceso.

Esto provocó que el juez suplente, Marcos Suárez, decretara el abandono de la defensa, declarara rebelde a Martínez y ordenara su captura.

El judicial también decidió interrumpir el juicio, que se repetirá una vez capturado el procesado.

Por su parte la fiscal auxiliar Silvia Sánchez anunció que abrirá una investigación sobre la abogada.

Víctimas indefensas

“La inasistencia de la defensa sin causa justificada tiene el propósito de dejar en indefensión a las víctimas”, afirmó la fiscal Sánchez.

Un día antes de que el juicio culminara, la abogada comentó en los pasillos judiciales que pediría la reprogramación, porque se sentía mal de salud, pero no se sabe si por eso no llegó al juzgado.

La representante del Ministerio Público dijo que pedirá que la defensora entregue el camión que manejaba Martínez, el cual le fue dado en depósito.

El fatídico accidente ocurrió cuando, supuestamente, Dimer José Gutiérrez Navarrete, apodado “La Carol”, cruzó la vía de forma imprudente debido al estado de embriaguez en el que estaba, lo que provocó que el camionero hiciera una mala maniobra, invadiera el carril contrario, en el momento en el que las víctimas viajaban a bordo del taxi conducido por Léster Rocha Pavón, el que quedó desbaratado al igual que sus ocupantes.