•   CHONTALES  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos cargas de Granada PG-7B y residuos de granada de mortero de 82 milímetros, ocuparon la Policía de Chontales y el Quinto Comando Militar del Ejército de Nicaragua en la comarca San Francisco del Coyol de Juigalpa.

El hallazgo de los explosivos ocurrió exactamente en el sector “Cuajinicuil”, ubicado a 13 kilómetros de Juigalpa, carretera hacia La Libertad.

La misión estuvo a cargo del inspector William Rayos Escorcia, miembro de las tropas especiales de la Policía, y del capitán Tomás Morales Jiménez, por el Ejército de Nicaragua. Los artefactos fueron retirados del lugar de donde se encontraban y entregados al Ejército de Nicaragua para investigar su procedencia.