•   MASAYA  |
  •  |
  •  |
  • END

Isabel Bolaños López, de 34 años, recibió un disparo en el parietal derecho de la cabeza cuando aparentemente dormía, ayer a las 6:30 de la mañana.

El crimen lo cometió su ex cuñado, Andrés Vega Robelo, de 57 años, quien segundos después de haberle disparado a la mujer, se puso el arma en la cabeza y se disparó.

Según Josefina López, su hija Isabel estaba dormida en su cuarto, cuando escuchó dos disparos, se levantó y se dirigió a la habitación, y al llegar vio el cuerpo de Vega en una silla mecedora con el arma sobre la pierna. Bolaños estaba en su cama.

Doña Josefina se acercó adonde estaba Vega creyendo que estaba dormido, pero al quererlo despertar se dio cuenta de que estaba inconsciente y sangrando, por lo que de inmediato le habló a su hija, pero ésta no respondió, momento en el que se enteró que ella también sangraba.

Pocas horas con vida

Isabel Bolaños fue trasladada al Hospital de Masaya por sus familiares, mientras que Vega fue llevado por los Bomberos, pero por el estado de las dos personas, fueron transferidas al hospital “Lenín Fonseca”, donde fallecieron.

Según el informe preliminar de la Policía de Masaya, Vega, aparentemente, decidió matarse por una deuda, y porque no quería salir de la casa donde estaba posando desde hace ocho años, agregó la mamá de Isabel Bolaños.

El capitán Antonio Jiménez, segundo jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Masaya, dijo que según la entrevista a doña Josefina, Andrés Vega y su hija habían adquirido una deuda de cerca de 100 mil córdobas, pero él había quedado mal, por lo que le solicitó que dejara la cosas como estaban, pero que se fuera de la casa.

Dejó carta de despedida

La Policía encontró un documento notarial que decía que Vega tenía hasta mañana (hoy) para salir de la casa. También hay cuatro cartas dirigidas a la mamá de Isabel Bolaños y otros familiares de la mujer, pero hasta hoy se dará a conocer el contenido de las mismas y se mostrará el arma Astra calibre 22 usada en el homicidio y suicidio.

Aunque la madre de Isabel Bolaños dejó entrever que todo fue una venganza del hombre, porque le estaban pidiendo que saliera de la casa, los habitantes del barrio “Pochotillo” dicen que, aparentemente, Bolaños y Vega tenían una relación amorosa, pero será la Policía la que determinará cuál fue el móvil del hecho.