•  |
  •  |
  • END

Juicio para “paracaidistas”
Máximo Rugama / ESTELÍ
A la orden de los tribunales pasaron los hermanos Freddy Daniel y Héctor Manuel Pérez Talavera, por ser los presuntos autores del delito de usurpación de la propiedad privada. Al menos diez personas los denunciaron por supuestamente haberse embolsado más de 18 mil dólares y 30 mil córdobas por la venta de lotes de terrenos ubicados en la zona suroeste de la ciudad. Sin embargo, los aludidos dijeron que se trata de una falsa acusación, porque ellos en ningún momento han vendido terrenos ajenos. Sí admitieron que desde agosto del año 2009 se encuentran en una toma de varios terrenos del sector privado. “Tenemos lotes de terrenos, pero para nosotros, porque no contábamos con una casa digna. No queremos lotes para vender”, dijeron. Destacaron que fueron capturados por los miembros de una patrulla de la Policía, en el momento que perseguían a unos sujetos que se habían robado una bicicleta. Los detenidos dijeron que demostrarán su inocencia. Pero el
Comisionado Julio César Alvarado, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de Estelí, dijo que sobre los dos hermanos pesan al menos cinco denuncias de usurpación de terrenos privados y que tienen una serie de evidencias que los incriminan. Los dueños de los terrenos invadidos por los Pérez dijeron que la Policía y la alcaldía han actuado con benevolencia hacia los tomatierra, porque no los han desalojado, lo que crea un mal precedente. Algunos dueños de terrenos dijeron que personeros del gobierno en este departamento les han propuesto una permuta con fincas ubicadas en municipios como Totogalpa, pero son lugares áridos y accidentados que no valen pero ni la cuarta parte de lo que cuestan sus propiedades, por lo que de plano rechazaron la oferta.

Dos macheteados por rencillas
Mercedes Sequeira / CHONTALES
De urgencia fue trasladado al hospital Asunción de Juigalpa, el señor Pedro José Gudiel Sandoval, de 34 años, de Cuapa, después de ser agredido a machetazos supuestamente por Francisco Salazar Gudiel, de 27 años. El hecho se registró en la comarca “Chavarría”, sector “Los Canales” de Cuapa, cuando la víctima regresaba a bordo de su bestia mular de una reunión que se realizo en la escuela “José Dolores Estrada”. Al parecer, en el camino fue interceptado por Salazar, quien le propinó dos machetazos en la muñeca de la mano derecha. La Policía determinó que el motivo del delito fue por rencillas personales. El caso fue remitido al Ministerio Público. También fue víctima de lesiones, Gilbert José García Suárez, 27 años, quien supuestamente habría sido agredido por Jairo José Loáisiga, de 34 años, quien también resulto lesionado. Aparentemente García se encontraba tomando licor en el centro recreativo de Acoyapa con José Joaquín Trejo, luego de un partido de béisbol en el estadio municipal, momento en que apareció Loáisiga pidiéndole que le regalara una cerveza. En respuesta García le preguntó cuándo le iba a pagar la cuenta a su conyugue, lo que presuntamente molestó al segundo varón, que se le lanzó encima al primero, luego los dos hombres se armaron de picos e botellas y se hirieron. Para no seguir en conflicto, llegaron a una mediación.

Sorprenden a “El Negro”
Máximo Rugama / ESTELÍ
Porque aparentemente cometió el delito de tenencia de estupefacientes, los miembros de una patrulla de la Policía esteliana capturaron a Ricardo Jarquín Martínez, según dio a conocer el portavoz oficial de la entidad de seguridad y orden público, en “El Diamante de La Segovia”, teniente David Lazo Valle. Jarquín Martínez es conocido como “El Negro” y fue capturado en el barrio “Hermanos Cárcamo”, cuando estaba sospechosamente en una esquina. En la requisa que le hicieron, le encontraron en el bolsillo derecho del pantalón un alijo cubierto con plástico transparente con diez gramos de marihuana.

Depresión lo lleva al suicidio
Róger Olivas / CHINANDEGA
Elías Gamaliel Umaña Martínez, de 30 años, se suicidó a las seis de la tarde del sábado, colgándose con un mecate en la solera del dormitorio de su vivienda ubicada frente al sitio conocido como “El Capi”, en la colonia “Roberto González”, de Chinandega. Ruth Meléndez relató que su hermano se deprimió, porque no pudo presentarse a firmar al juzgado, donde tenía una causa pendiente. Pese a que toda su familia le había prometido ayudarle a su resolver el problema, el joven estaba abatido.