•  |
  •  |
  • END

Ni el oro ni el moro lo salvaron de la cárcel
Ni ofreciendo oro y moro, Hugo Feliciano Durán Urbina, --sobre quien pende una acusación por su presunta participación en un asesinato--, se salvó de pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo en la cárcel. Esto ocurrió porque a la defensa de Durán le rechazaron la petición de cambiarle arresto preventivo por el domiciliar, pese a que ofreció como garantía una solvencia de la Oficina de Ordenamiento Territorial, OOT, sobre una propiedad que el Estado legalizara a nombre de su familia.

Durán está señalado por haber participado, el pasado 6 de junio, en el asesinato perpetrado contra David Rosales Loáisiga, a quien le causaron 22 heridas con machete, puñal y cuchillo. En el crimen participaron otros tres sujeto que están prófugos de la justicia.

La jueza Karla García, además de mantener en prisión preventiva al acusado, también le programó el juicio oral y público para el 17 de enero del año 2011.

Encierran a busero 69 días
Por presuntamente haber cooperado con los delincuentes que “desvalijaron” la tarde del 12 noviembre a los pasajeros de un autobús que cubre la ruta 118, el chofer de la unidad de transporte colectivo, Pedro Pablo Centeno de 46 años, deberá enfrentar proceso el 2 de febrero del año próximo.

Mientras llega la fecha del juicio el busero deberá esperar en la cárcel, según lo dispuesto por la jueza Segundo Distrito Penal de Audiencia de la capital, María Concepción Ugarte.

Centeno es quien señalaba a los ladrones qué pasajero llevaba prendas de oro e incluso una vez que terminaron de robarles les dijo que volvería por su parte, refiere la acusación presentada por el Ministerio Público.

“Cuidado se me van arriba”, fue lo que presuntamente dijo Centeno a los delincuentes, refirió una de las víctimas.