•  |
  •  |
  • END

Los habitantes de los barrios cercanos a la Laguna de Tiscapa se levantaron ayer viernes creyendo que “La Gritería” del 7 de Diciembre se había adelantado, por la poderosa explosión seguida del detonar de cargas cerradas que se produjo al estallar la pólvora almacenada en una bodega.

A las 5 y 20 minutos de la mañana se dio el incendio que terminó con toda la pólvora que tenía José Valladares Briceño, para vender durante las celebraciones de la Purísima, Navidad y Año Nuevo.

Además de tomar fuego la bodega ubicada en el costado este de la Laguna de Tiscapa, las llamas también convirtieron en chatarra un automóvil Nissan, gris, sin placa que estaba estacionado cerca del negocio y cuyo dueño se desconoce.

Valladares estimó en 50 mil córdobas las pérdidas materiales causadas por el siniestro mañanero causado supuestamente por la indebida manipulación de un arma de fuego.

En el incendio que sólo dejó pérdidas materiales también se quemó una planta eléctrica propiedad de Valladares, indicaron las autoridades policiales.

Manipularon armas de fuego

El jefe de la Estación Uno de Policía, comisionado Noel Cruz confirmó que en el lugar del siniestro se encontraron dos casquillos de pistola glock nueve milímetro más un magazín.

“Se presume que los vigilantes estaban manipulando el arma de fuego y al parecer se les disparó ocasionando el incendio, pero todavía estamos trabajando en las investigaciones”, indicó el comisionado Cruz
En los lugares autorizados por la Policía para venta de pólvora está prohibida la portación y manipulación de arma de fuego, agregó el jefe policial.

Por la indebida manipulación de arma de fuego la Policía retuvo para ser investigados a los vigilantes Evenor de Jesús Hernández Pérez, Francisco Ezequiel Bárcenas y Salvador Israel Ruiz.

Violaron medidas de seguridad

El comandante de la Dirección General de Bomberos, Iván Tiberino, expresó que los dueños de la bodega incendiada violaron las normas de seguridad.

“No puede existir un vehículo estacionado a menos de 40 pies de distancia, del lugar – donde está la pólvora, no hay energía eléctrica para evitar calentamiento, pero tenían una planta eléctrica la que terminó calcinada”, recalcó el comandante Tijerino.

El incendio no se propagó porque el cuartel central la Dirección General de Bomberos está a pocas cuadras del lugar donde estaba la bodega con pólvora, en caso contrario también hubieran tomado fuego los 10 tramos y las otras bodegas con pólvora que están en ese sitio, subrayó el jefe bomberil.