•  |
  •  |
  • END

Aún se desconocen las razones por las cuales varios sujetos terminaron con la existencia de Santiago Evenor Blandón Morales, de 30 años, la noche del pasado sábado en una calle del Reparto “René Schick”.

La víctima, que se desempeñaba como albañil, recibió un impacto de bala por la espalda, en el costado derecho, lo que le quitó la vida de manera instantánea, confirmaron las autoridades policiales.

Familiares y testigos que presenciaron los hechos manifiestan que aparentemente Blandón fue confundido con otra persona, o pretendían despojarlo de sus pertenencias, cuando éste regresaba de la casa de Elizabeth González, de 38 años, con quien tenía cuatro años de convivir.

“No sé por qué lo mataron, él era una persona pacífica, con nadie se metía, cuando tomaba su licor a nadie le hacía daño, parece que lo confundieron o le querían robar, y él se opuso y por eso le dispararon”, dijo Perla Azucena Blandón Morales, hermana del fallecido.

Culpan a “Los Cholos”
Este crimen es achacado a los miembros de la temible pandilla “Los Cholos”, quienes desde hace varios años tienen sitiado el sector donde ocurrió el crimen, agregó la familiar de Blandón.

Hace tres meses, el hoy fallecido recibió una golpiza a manos de varios antisociales, pero no puso denuncia por temor a represalias de parte de los delincuentes, manifestaron sus apesarados familiares.

¿Por qué me mataron a mi hijo, si él no era una persona vaga? No sé por qué me le quitaron la vida, murmuraba doña Silva Morales Mayorga, madre de la víctima.

Las autoridades del Distrito V de Policía, tras conocer del crimen realizaron una redada y capturaron a 15 sospechosos, pero no quisieron revelar sus nombres, porque aún están bajo investigación.

Santiago Evenor trabajaba en la construcción de “Casas para el Pueblo” en Sabana Grande y deja en la orfandad a un niño de tres años y a un adolescente de 13.